viernes, 24 de julio de 2015

Fueron Cosmoanónimos (X): Cristina Elena Pardo



Reconocimiento

¿Cómo escapar a mi imagen?
-Octavio Paz
Te supe,
              entorpecedora.

Todo se detiene. No solo está
en la rapidez
la trampa del tiempo.

Tu ceniza deviene
materia,          entorpecedora.

Tiendo mi mano
para arrastrarte conmigo. Pero
cómo se resbala.

Quiero que todo se detenga
una vez más.
                        Pero, ayúdame,
                        entorpecedora
pues también hay
en el descenso
una única velocidad

distinta.

No es así cómo         entorpecedora.  

Sin embargo
ya es hora. Ya es la hora para que  tu
me tiendas el

fuego.

Cómo.
No sé si quiero llegar. Pero.

Una vez más. 
                   Sí.


¿Lo supe?

***


Llegué a España hace pocos años y no fue hasta Cosmoanónimos 2.2 cuando me vi publicada en papel en este país. Aquel poema fue tan solo un susurro entre tantos versos sin nombre; donde lo único realmente imprescindible era la poesía. Cosmoanónimos se ha convertido así en una casa. Desde adentro, todas esas voces también susurran. Susurran una sobre otra y cada vez más fuerte. Ahora, como cosmoanónima, no puedo sino esperar en silencio hasta que las nuevas también entren.
Hace unos meses salió de imprenta mi primer trabajo como editora junto a la redacción de Revista Pictograma: el FanzineCaligrama; un fanzine de creación donde lo que queremos no es otra cosa que mostrar todo aquello que nos trastorna y nos sacude, todo eso que solo puede significar “literatura”. En su primer número, ZOOLÓGICO, tuve la oportunidad de trabajar con voces enormes y que, sin duda, me han acercado un poquito más a este universo de tantas imágenes estremecedoras.
También tengo un blog abandonado donde no me atrevo a subir mis poemas:

Cristina Elena Pardo (Caracas, 1993) estudió Filología hispánica en Madrid y actualmente  cursa un Máster en literatura hispanoamericana. Sus poemas han aparecido en diversos portales webs y fanzines como Mordistritus o Palabracadabra. Actualmente trabaja en su primer poemario. 

Podéis leer el poema de Cristina como cosmoanónima aquí 


No hay comentarios:

Publicar un comentario